fbpx

El e-commerce sigue despuntado en España y en 2017 superó en más de un 23% los datos de 2016, especialmente en cuanto a negocio B2C (Business to Consumer). Esto quiere decir que sigue creciendo ese mercado y las oportunidades de llegar a un segmento que ya representa casi el 87% de la población española de más de 15 años.

¿Cuáles son los principales resultados del estudio?

El «Estudio sobre Comercio Electrónico B2C 2017» del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) de Red.es confirma que el comprador online sigue siendo bastante tradicional, predominando el género masculino (53%) de edad entre 35 y 49 años (37,8%). Sin embargo, este año se ha observado que del 15,5% del total de internautas que se han incorporado a la compra online, el 54% ya es femenino y de edad más temprana (31% menores de 25 años). El número de veces que se realizan compras online ha ascendido un 24% respecto al año anterior acercándose a 15 compras al año, siendo la tarjeta de crédito/débito el método de pago más habitual (70%), por encima de Paypal (que retrocede al 25%) y del residual uso del reembolso (7,5%) o del pago desde el móvil (0,8%), todavía en fase de asentamiento.

En la siguiente infografía, se destacan algunos de los principales resultados del estudio:

amgerpro_Infografia Estudio comercio electronico B2C 2017

Lo que sí queda patente es que el uso de dispositivos móviles crece notablemente y ya se utilizan en casi el 50% de las transacciones online, a pesar de que todavía existen reparos a la hora de finalizar las transacciones por este medio, por la mala visibilidad de algunas plataformas o portales web y la menor funcionalidad de las aplicaciones en pantalla pequeña.

La clave está en la usabilidad y el diseño web «responsive»

Por ello que nuestra recomendación es disponer de un e-commerce con un diseño web «responsive», que permita al usuario buscar información, navegar por el catálogo y hacer la compra de forma sencilla y amigable. Es decir, con un grado de facilidad de uso o usabilidad óptimo para los visitantes que entran e interactúan con él desde cualquier dispositivo o soporte.

Para conseguir que un sitio web sea «responsive», se debe trabajar su diseño adaptado a cualquier tamaño de pantalla desde la cual el usuario pueda navegar. En nuestro post anterior, recordábamos cuáles son los aspectos principales a tener en cuenta para realizar un buen diseño «responsive».

Básicamente, en el caso de los e-commerce, la importancia de que su diseño sea «responsive» radica en que:

  • Se debe adaptar la información a cualquier dispositivos y a sus respectivas resoluciones
  • La información debe aparecer jerarquizada para facilitar la navegación, pues no todo es igual de importante
  • Los textos y estructuras lo más simplificados posible y adaptados a cada soporte
  • Una buena usabilidad debe garantizarse en cualquier dispositivo
  • Comprobar que tanto los botones como otros elementos o funcionalidades se ejecutan correctamente en los distintos soportes

Lo que es evidente es que disponer de un diseño «responsive» en tu tienda online o e-commerce puede llegar a marcar la diferencia respecto a tu competencia y contribuir a que tus visitantes aumenten sus compras en tu web.

¿Qué podemos hacer desde amger:pro?

Si te planteas dar un paso más en tu negocio y lanzarte a la venta online, ya tengas negocio físico o no, no dudes en solicitarnos asesoramiento de cuál debe ser tu mejor estrategia y diseño web para alcanzar tus objetivos. Contáctanos y hablemos sin compromiso.

 

Fuente e infografía: Estudio sobre Comercio Electrónico B2C 2017 (Edición 2018) del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI)

 

 

Volver al BLOG

 

Compartir:
error