fbpx
Etiquetas:

 

«La crisis del coronavirus no ha traído nada bueno, pero tal vez, dentro de algún tiempo, podremos ver beneficios colaterales. Por ejemplo, está obligando a las corporaciones a utilizar tecnología que ya se hubiera tenido que adoptar hace tiempo.» – Jordi Humet.

Sistemas como el correo electrónico quizá ya no son la mejor opción para aquellos que trabajan desde casa. Quizás ha llegado el momento de realizar un cambio. El fax prácticamente ha desaparecido y ya no se imprimen los correos electrónicos. Los teletrabajadores están adoptando tecnología de colaboración que, a su vez, los altos cargos de corporaciones (por fin) empiezan a incorporar.

Estas herramientas colaborativas no son una novedad. Skype ya existía en 2003, Slack (2014), Zoom (2011), FaceTime en 2010 para iPhone,…

Estas herramientas y muchas otras fueron pensadas para momentos como el que estamos ahora, confinados en nuestras casas con conexiones Wifi domésticas y portátiles con capacidad de gestión. Son herramientas de colaboración que están disponibles para todos los trabajadores de todas las empresas y no dudamos un minuto en utilizarlas.  De hecho, Google Drive, Zoom, Slack, Teams,… ya tienen millones de usuarios activos diarios.

No obstante, es habitual que cuando se propone la implementación de un nuevo sistema en una empresa, de entrada, se rechace: «Otro sistema más», «ahora hay que aprender algo nuevo distinto al correo electrónico», …

El correo electrónico es una herramienta que no ha evolucionado en estos últimos 10 años y no cubre todas las necesidades de los integrantes de un equipo. Enviar un correo electrónico con un simple «gracias» se me antoja como algo pesado. El seguimiento de correos electrónicos con archivos adjuntos es por todos sabido que acaba siendo un problema de control de versiones.

Sin embargo, en un momento en el que necesitamos más que nunca el contacto humano y que parece un buen momento para decir «gracias» a tod@s nuestr@s compañer@s y seres queridos, que también están encerrados en sus casas, con sus hijos y cónyuges por miedo a la propagación del COVID-19, deberíamos encontrar un medio más liviano para expresar esa gratitud, mediante mensajes que no obliguen a realizar demasiados clics.

No quiero decir que el correo electrónico no sea útil. Es una buena manera, junto con el teléfono de tener un contacto con otras personas del equipo, pero son más difíciles de manejar (escalar, compartir o mantener al día de los proyectos).

Un chat con mensajes cortos o las videollamadas (que permiten captar las expresiones no verbales más fácilmente), son muy bienvenidos en este momento, pues nos acercan a las otras personas, nos permiten ver otros rostros humanos ahora que lo necesitamos tanto.

Estamos progresando.

Muchas empresas tenían licencias de Office 365 y sólo utilizaban la parte de correo electrónico. Ahora están implementando a una velocidad vertiginosa los canales de conversaciones, compartir documentos y comunicación por videollamada. Al igual que Zoom para llamadas o Slack para conversaciones, las descargas se han multiplicado.

Los usuarios estamos aprendiendo muy rápidamente a utilizar estas herramientas. Poner fondos elegantes para las vídeo llamadas, silenciar el micro cuando no estamos hablando para reducir la cacofonía de fondo constante y de respiración pesada, organizar de forma lógica y coherente los canales de conversaciones para que resulten más fáciles de seguir, priorizar las decisiones sin caer en esas reuniones presenciales largas e inacabadas…

Las videollamadas, compartir documentos y los chats no sólo se están utilizando para el trabajo. Entrenamientos virtuales en casa, transmisión de servicios religiosos,… o también fotos de nuestros escritorios improvisados, mascotas, niños,…

En muy pocos días hemos cambiado profundamente nuestra forma de utilizar estas herramientas y hemos aprendido mucho como manejarnos con ellas. Si este confinamiento dura mucho más y continuamos con esta curva de aprendizaje, ¿podría llegar a desaparecer el correo electrónico, cómo le pasó al fax? 

Si necesitas conocer más a fondo las ventajas de las herramientas de comunicación y trabajo a distancia que puedes utlizar como Microsoft Teams, puedes hacerlo siguiendo estos vídeotutoriales o solicitarnos una formación a medida para sacarle todo el provecho.

Jordi Humet

Más información

Volver al BLOG

 

¡Síguenos por email!

Suscríbete a nuestro blog y únete a nuestra lista de seguidores.

*Leer política de privacidad.