fbpx
Caso práctico. Sector Retail: Optimización digital del negocio

Caso práctico. Sector Retail: Optimización digital del negocio

CLIENTE

Nuestro cliente es una empresa importadora de productos de electrónica de consumo que distribuye en retail. Los productos que importa son productos con marcas de fabricantes chinos y otros productos de marca blanca que la empresa personaliza con su imagen.

PROBLEMÁTICA

El cliente ha detectado que sus ventas han caído más del 26 % y ha aumentado el número de impagos, superando el 15 % en la última campaña.

El cliente realizaba una vez al año un viaje a China para la selección y compra de productos que creían que serían demandados para la campaña de todo el año siguiente. Estos pedidos tardaban entre 6 y 10 meses en ser servidos a los grandes almacenes de nuestro cliente. Realizaban compras de gran volumen que eran enviadas desde China en contenedores por vía marítima.

Los canales utilizados para relacionarse con sus clientes son una red de comerciales por toda la Península que visitan a los clientes regularmente para recoger nuevos pedidos, los cuales se enviaban por correo electrónico a la Central.

Sus clientes tenían acceso vía web a una lista de todos los artículos, su disponibilidad y precio.

Los ingresos eran por la venta de productos, que solían cobrar con un promedio de 180 días fecha factura. También tenía un porcentaje muy alto (y cada vez más) de devoluciones e impagos. La empresa solía aceptar devoluciones de sus clientes de artículos de campañas anteriores que ya no podía revender por fuera de temporada o por su estado maltrecho.

Los recursos más importantes de la empresa eran la compra de contenedores 1 ó 2 veces al año de productos fabricados y diseñados en China y la marca blanca propia a la que incorporaban su imagen.

Las actividades claves eran la selección de artículos que “intuían” serían tendencia con una antelación de más de 6 meses procedentes de China y que guardaban en grandes almacenes propios.

Sus proveedores fabricaban los productos 1 ó 2 veces al año en grandes cantidades. Cuando las fábricas enviaban por barco estos contenedores solían tardar entre 6 y 10 meses en llegar, lo cual añadido a sucesivos retrasos en aduanas o a la recepción de artículos erróneos podía demorar en meses la llegada de los productos a los almacenes.

Los costes financieros eran altos por la gran inversión previa que hacía falta realizar para iniciar la rueda de la compra.

Los costos por ventas perdidas por rotura de stocks eran muy altos y muy frecuentes.

El coste del Almacén también era alto por la gran capacidad que debía tener y por la complejidad de su gestión.

Tenemos un cliente, una problemática y un reto, veamos la solución de amger:pro.

 

Volver al BLOG

 

Caso práctico: Ingeniería para alimentación como servicio con IoT (Internet of Things)

Caso práctico: Ingeniería para alimentación como servicio con IoT (Internet of Things)

CLIENTE

Ubicado en Cataluña, nuestro cliente es una empresa de ingeniera, especializada en procesos industriales para el sector de la alimentación procesada para animales (fabricantes de fertilizantes, mezcladoras verticales y fábricas de pienso).

La empresa gestiona proyectos industriales globales: desde la creación de plantas de alta tecnología hasta su mantenimiento. Su concepto industrial incluye varios pasos:

  • un estudio estratégico de la producción de sus clientes,
  • la concepción a medida de la maquinaria necesaria para la producción
  • la integración del equipamiento en la estructura existente
  • La instalación de las estructuras productivas
  • Un servicio post-venta de alta calidad: asistencia vía web y teléfono.

 

PROBLEMÁTICA

Aunque el servicio post-venta disponga de un equipo humano cualificado, la empresa necesita mejorar la rentabilidad del servicio y sus prestaciones al cliente:

  • El Servicio post-venta se factura “por uso”, y es poco rentable si se considera la inversión importante en herramientas (web) y la disponibilidad de recursos humanos cualificados.
  • Responder a las necesidades de servicio de los clientes es imprescindible para mantener una imagen profesional y un posicionamiento competitivo en el mercado. El servicio debe permitir disminuir los costes de producción de sus clientes, optimizando el funcionamiento del equipamiento industrial: ahorro de tiempo en las averías, aporte de conocimientos técnicos, minimización de los riesgos, mejor utilización de los equipamientos…

En resumen, nuestro cliente debe mejorar su servicio para ofrecer un valor añadido real a los fabricantes de alimentos para animales, usuarios de sus soluciones industriales.

El reto planteado es convertir el servicio post-venta en un servicio con más valor para el cliente y que esté orientado a la prevención de problemas.

Tenemos un cliente, una problemática y un reto, veamos la solución de amger:pro.

 

Volver al BLOG